• Optimizando la Alta Fidelidad
  • Cuando grabamos la música, capturamos y almacenamos las oscilaciones de las ondas de sonido en forma de onda eléctrica. Esto se realiza principalmente a través de la grabación analógica, que es una representación física exacta de la forma de onda original. La amplitud o intensidad del voltaje de estas grabaciones se convierte luego en un valor binario representado como una serie de pulsos a través de un proceso llamado Modulación de Pulsos Codificados o PCM. 


    Varios formatos de archivo, como MP3, FLAC, o Másters, son diferentes representaciones digitales de las mismas ondas de sonido. 

     

    ¿Qué hace que TIDAL suene diferente?

    En TIDAL nos distinguimos por ofrecer a nuestros suscriptores de Alta Fidelidad una renderización con calidad de CD sin compresión de 16 bits / 44 kHz y una selección de Másters que van desde 16 a 24 bits / 44,1, 88,2, 96, 192 hasta 352 kHz. Todos coinciden con la profundidad de bits del Máster original y la frecuencia de muestreo, distribuyendo el contenido con la mayor cercanía a la fuente. Tal como está, este es el audio de más alta calidad disponible para la transmisión. Los usuarios de Alta Fidelidad también pueden disfrutar de nuevas experiencias de audio inmersivas mediante las inclusiones de 360 Reality Audio de Sony y Dolby Atmos Music.

    Con la tecnología integrada en la aplicación, TIDAL hace el trabajo inicial para ofrecerte la música que amas con la mejor calidad posible. En asociación con MQA, TIDAL ha hecho que el contenido de Calidad Máster sea accesible para todos los usuarios de Alta Fidelidad sin la necesidad de equipos estéreo de alta gama. Sin embargo, los entusiastas del audio pueden optimizar aún más su configuración para asegurarse de que están logrando la reproducción más óptima. 

     TIDAL HiFi se basa en el uso de FLAC o Códec de Audio Sin Pérdida Gratuito. A diferencia de la mayoría de los formatos de audio, FLAC no tiene pérdidas y no compromete la calidad por el espacio. La codificación del audio realizado a través de PCM garantiza que no se pierda información, lo que permite una decodificación bit a bit idéntica. 

     Por ejemplo, imagina la siguiente serie de letras como una representación de una onda de sonido grabada. El archivo analógico es una representación exacta mientras que el archivo FLAC digital está comprimido pero transmite exactamente la misma información. 

     

    Analógico→ AAAAABBBAAABBBBAAAA   

     

    Digital - FLAC → 5A3B3A4B4A  

     

    Los archivos MQA se comprimen a través de un proceso conocido como «Origami Musical» para que sean lo suficientemente pequeños como para transmitirlos o descargarlos. TIDAL utiliza la tecnología de compresión Core Decoder de MQA para lograr el primer despliegue y otorgar una calidad superior a la de un CD. Este primer despliegue es capaz de proporcionar una salida de 88.2kHz o 96kHz. 

    Los Renderizadores de MQA son los elegidos para el segundo despliegue. Los Renderizadores pueden llegar en forma de productos como Conversores Analógicos-Digitales o auriculares. Cuando se combinan con un decodificador central, pueden completar el despliegue final permitiéndote escuchar exactamente lo que el artista creó y grabó con la mejor calidad de sonido posible. 

     

    Para asegurarte de disfrutar al máximo nuestra selección de Alta Fidelidad, querrás optimizar tu configuración para conseguir la reproducción más óptima. 


    ¿Cómo puedo optimizar mi equipo?

    Primero, debes ajustar tu equipo para asegurarte de que retransmites con la mayor calidad posible. Puede hacer clic en los artículos a continuación para obtener más información sobre cómo ajustar la configuración de Calidad de Sonido en tu aplicación de TIDAL. 

    Móvil
    Escritorio

    Para disfrutar de la música tan convenientemente como lo hacemos hoy, convertimos las grabaciones de analógico a digital. Sin embargo, dado que las ondas de sonido se producen en forma analógica, la señal debe volver a convertirse antes de que un altavoz pueda reproducir música. Esto se realiza a través de un DAC o Conversor Analógico-Digital. El DAC vuelve a convertir un archivo digital en una señal eléctrica analógica con un voltaje en constante cambio que nuestros altavoces y nuestros oídos pueden procesar como sonido. 

    Cualquier dispositivo capaz de reproducir audio contiene un DAC. Sin embargo, como con la mayoría de la tecnología, la calidad del DAC puede marcar la diferencia en la calidad del sonido. Cuando selecciones un DAC, debes leer las instrucciones del producto elegido para conectarte a tu dispositivo de reproducción. Una vez conectado al cliente de escritorio de TIDAL, querrás ajustar la configuración de retransmisión de la siguiente manera:

    1. Haz clicen la esquina superior izquierda .
    2. Selecciona «Configuración» y luego «Transmisión».
    3. Cambia la «Salida de Sonido» a tu DAC.
    4. Haz clic en (Más Configuraciones).
    5. Alterna configuraciones adicionales según correspondan a tu equipo. 

    Usar Modo Exclusivo solo tiene un efecto para la reproducción en Alta FIdelidad y Máster. Esta configuración garantiza el uso exclusivo de TIDAL del dispositivo de audio, eliminando interferencias. Con esto habilitado, TIDAL tiene uso exclusivo de tu DAC y cambiará automáticamente la frecuencia en función de la canción seleccionada.

    Forzar Volumen permite que TIDAL omita tu configuración, lo que permite al usuario controlar el volumen desde su DAC o dispositivo estéreo conectado.

    Traspaso MQA desactiva la decodificación de software MQA. Cuando se seleccione esto, TIDAL dejará el proceso de despliegue a tu DAC conectado. Esto solo debe seleccionarse si tienes un DAC compatible con MQA.

¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: 168 de 191